Dos años

Me fascina el paso del tiempo al echar la vista atrás. ¡Cuántos libros leí en aquella época, mondieu! Tengo escritas en un archivo todas mis impresiones sobre aquellas grandes novelas; qué triste tono y qué bella aura desprenden esas líneas; cuando las releo, no parezco yo el autor de las mismas. La apertura de este blog fue una consecuencia de un estado de ánimo cuya definición no me resulta fácil discernir. Pero lo cierto es que aquellos libros me acunaron, le proporcionaron a mi alma un cálido refugio, un cobijo que me aislaba de todos. Los primeros textos de este blog fueron la consecuencia natural de la deslumbrante luz de la literatura.

El vagabundo cumple dos años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s