UK to leave EU

Leo (y leo, y leo, y sigo leyendo) las reacciones de la gente a la salida del Reino Unido de la Unión Europea y no puedo sino llegar a la conclusión de que nadie (absolutamente nadie) hace un análisis serio de la situación. Todos están acusándose mutuamente de consignas partidistas, ideológicas, o clichés manidos; intentan dar una explicación ya no solamente sencilla sino también monofactorial del resultado del referéndum. Como si el conjunto de los británicos (concretamente más de la mitad de ellos) hubiese votado en base a una sola premisa: inmigración, independencia o economía en el seno de la Unión Europea. La gente no entiende el balance de fuerzas que interviene en una sociedad, ¡en el planeta!, y cómo los distintos vértices dan lugar a un escenario estático de génesis dinámica, variable e impredecible.

Anuncios